La incertidumbre reina hoy en el mercado del poliuretano

PING

  • Los fabricantes de MDI imponen sus leyes en el mercado regulando la disponibilidad de éste producto.

  • Actualmente las consecuencias son unos precios de venta al alza y grandes dificultades para cumplir con los plazos de entrega a los clientes.

 

 

En el último año la situación en el mercado de los sistemas de poliuretano ha empeorado mucho. Sólo las grandes corporaciones tienen capacidad para fabricar MDI, por lo que parten de una posición ventajosa con respecto a empresas que lo tienen que comprar para producir poliuretano.

El hecho que regularicen sus producciones y coloquen sus fabricados en los mercados que consideran más rentables origina una escasez de la materia prima, incertidumbre en el sector y una limitación en el crecimiento y desarrollo de empresas de menor tamaño.

 

 

Esta circunstancia hay que verla desde un punto de vista global, internacional, para poder  entender lo que ocurre en España. La ley de la oferta y la demanda se ha mostrado de forma inexorable: la escasez de MDI origina  notables incrementos de precios de venta en España y otros países,  obligándonos a buscar soluciones de forma urgente ya que se da la paradoja de tener pedidos que servir y no tener producto para fabricar nuestros sistemas de poliuretano.

El margen de maniobra es corto: buscar fabricantes de MDi fuera del ámbito europeo a unos costes y plazos de entrega que condicionan totalmente el servicio al que habitualmente están acostumbrados nuestros clientes.

 

 

A cualquier empresa con deseos de prosperar le resultará imposible hacerlo cuando, por las circunstancias anteriormente citadas, no tiene ni disponibilidad para fabricar ni precios competitivos para abordar nuevos mercados y sectores emergentes, de grandes consumos y con empresas solventes que esperan nuestras noticias para establecer relaciones comerciales y de colaboración.

 

 

Formulaciones, fiel a su lema “Aportamos soluciones” y ante este problema, está comprando las necesarias materias primas  allí donde fuese preciso para atender a sus clientes, lógicamente  a precios   más elevados. Nuestro conocimiento del mercado internacional posibilita dicha disponibilidad aunque hay un factor insalvable y condicionante: el plazo de entrega, lógicamente mayor por lo que pedimos comprensión a nuestros clientes y colaboradores.